Impacto del juego en la economía española: análisis de ingresos y contribuciones.

Por Javier Suarez.

En los últimos años, la creciente popularidad de las plataformas de juego online ha llevado a una expansión significativa del mercado, impulsada por avances tecnológicos y un cambio en los hábitos de consumo de entretenimiento. Las regulaciones estrictas y la fiscalidad considerablemente alta en España han moldeado un entorno en el que las empresas de juego pueden prosperar, pero también enfrentan una serie de desafíos. Por tanto, es crucial entender no solo los beneficios económicos que proporciona esta industria, sino también los riesgos asociados y las medidas necesarias para mitigar posibles impactos negativos. Este análisis proporcionará una visión integral del estado actual y las perspectivas futuras del sector del juego en España.


Ingresos brutos del juego en España
Se estima que en el 2023 la industria del ocio generó cerca de 10.000 millones de euros en ingresos, cifras que se deben a un incremento constante y notable del interés de la sociedad por este tipo de entretenimiento dirigido al sector adulto.
Por su parte, las plataformas cada vez lo ponen más fácil y aumentan su atractivo con la implementación de tecnología al servicio de la calidad de los juegos, además de garantizar la seguridad en el tratamiento de los datos personales o en la confianza para las transacciones financieras. En este sentido, cabe destacar que, además de poder elegir el pago con tarjetas de crédito y débito, es posible hacerlo mediante monederos electrónicos, elegir un casino con Bizum e incluso ejecutar los pagos y cobros con criptomonedas.
Es especialmente fértil el terreno del juego online, cuyos ingresos brutos durante el pasado ejercicio 2023 aumentaron un 23,6% interanual, llegando hasta los 304,3 millones de euros solo durante el tercer trimestre. Es el casino la principal fuente de este tipo de entradas, en este trimestre en concreto ascendieron a un total de 160 millones de euros, lo que significa un 25,3% más que el año anterior y un 52,7% de todo el mercado.
Buena parte del crecimiento de estos ingresos se debe a la adaptación que han llevado a cabo las diferentes plataformas al móvil. El hecho de que esta fórmula de ocio sea accesible desde cualquier momento y lugar, gracias a los smartphones, ha sido decisivo, el motor definitivo para que esta evolución de ingresos se haya convertido en una realidad.


Contribuciones fiscales
Ya sea mediante impuestos específicos sobre el sector del entretenimiento, como por las tasas creadas para conceder permisos de licencia de operaciones, o por otro tipo de gravámenes relacionados directamente con el juego, las aportaciones durante el pasado 2023 llegaron a rozar los 1500 millones de euros.
Y es que la industria del juego ha llegado a crear nada menos que 85.000 nuevos empleos directos. No obstante, el verdadero impacto lo ha tenido en los indirectos, estimándose alrededor de los 250.000 puestos de trabajo en sectores como proveedores de tecnología y software, servicios de marketing y publicidad, en la hostelería y en el turismo, en servicios financieros y legales, transporte y logística, mantenimiento y servicios generales…

El juego online ha impulsado industrias relacionadas como la tecnología, la publicidad y los medios de comunicación. Este crecimiento no solo se limita a los desarrolladores de juegos y plataformas de juego en línea, sino que también se extiende a empresas que proveen soluciones tecnológicas avanzadas, desde inteligencia artificial hasta sistemas de seguridad robustos. La demanda por servicios de marketing y publicidad ha aumentado exponencialmente, reflejando la necesidad de captar y retener a una audiencia cada vez más amplia y diversa. Además, los medios de comunicación han experimentado un incremento en contenido dirigido a cubrir eventos y novedades en el sector del juego, lo que a su vez contribuye a un mayor consumo de sus servicios. Este efecto multiplicador demuestra cómo una industria en crecimiento puede propiciar el desarrollo y la innovación en otros sectores clave de la economía.
Estas cifras confirman que el sector del juego en España se ha convertido en una industria de primer orden para proveer de ingresos las arcas del estado mediante ingresos y contribuciones fiscales, logrando, además, proporcionar empleo estable y bien remunerado un buen número de ciudadanos. En los últimos años, el juego ha demostrado ser un sector clave para la reactivación económica del país y una importante fuente de beneficios para el Estado.

Fuente: www.moncloa.com

Puedes leer la noticia completa AQUÍ